viernes, 17 de febrero de 2017

Una Historia.

 Ricardo Garanda Rojas (@rgarciaaranda)



Conocí a Lourdes desde su época de estudiante, ser feliz no era extraño  para ella, su adolescencia fue más o menos tranquila, su familia le permitió siempre un suficiente margen para moverse en libertad y parece que ella siempre supo administrarla. Los estudios de turismo no supusieron nunca un gran problema, aunque no de sobresalientes, era una buena estudiante.
Hasta dónde yo sé, se enamoró de un encantador compañero aunque tuvo que parar, aparentemente, ante  la insalvable diferencia de madurez en los acontecimientos y las relaciones cotidianas.

Después conoció a Faustino cuándo estaba buscando un trabajo que le satisficiera más que el de hostelería que tuvo que aceptar para ir ganándose la vida.

Una “maravilla” este Faustino, amable, atento, controlador, posesivo, impositivo, violento….
Arruinó su vida este gorila machista.

No tuvo más remedio que contar a sus padres la situación cuándo llevaba demasiado tiempo sin verlos para que no le descubrieran los restos de los actos violentos de su compañero. Y de ahí acudió a la policía.

Y esto no le gustó nada a Faustino. ¿Cómo se atrevía a tomar estas iniciativas sin hablarlo antes con él? Las peleas eran un problema íntimo, de los dos, que él la amaba y era por ése apasionado amor por lo que a veces perdía los nervios, el miedo a perderla le creaba una situación de angustia, que provocaba su falta de control. Pero Lourdes tenía que entender que él la amaba intensamente y que a partir de ahora se esforzaría para demostrárselo mejor. Y ella también tendría que esforzarse en hacerle más caso, en saber obedecer sus instrucciones, que él sabía muy bien lo que decía…
Fotografia de J.L. Romero

Me lo contó su madre entre lágrimas, que se lo había contado ella. Ya Lourdes no tendrá ocasión de contármelo personalmente, no tendrá ocasión de contárselo personalmente a nadie.

Y en los titulares de prensa, y en alguna conversación en el bar, y en algún comunicado de alguna organización aparentemente feminista, se habla de la muerte de Lourdes. Hay que bajar de los titulares para ver la palabra “asesinato”.
Yo no soy un experto, pero intuyo que esas ambigüedades obstaculizan el avance necesario y urgente contra estas situaciones de violencia.
Cada vez que Faustino hizo daño físico a Lourdes, alguien tendría que haber sabido que eso podía terminar en asesinato. "La muerte" es un simple certificado médico. 

(Pdta.- ¿Me he inventado esta historia? Tal vez. Pero si dejamos aparte los nombres y algún dato circunstancial ¿Alguien puede decir que esta historia no es real?)


miércoles, 15 de febrero de 2017

La gran mentira

“Miente, miente, miente que algo quedará, cuanto más grande sea una mentira más gente la creerá.” 

Joseph Goebbels



El autor de la cita de hoy también solía decir que “Más vale una mentira que no pueda ser desmentida que una verdad inverosímil” , y eso es lo que en este país se está haciendo con el sistema público de pensiones.


Hacer afirmaciones sobre lo que va a pasar dentro de 20 o 30 años con las rotundidades que se expresan, sólo puede llevar implícito el deseo de cambiar las cosas ahora a favor de quienes interesa otro modelo.


Las pensiones es el último gran negocio al que aún no ha podido acceder el capital privado de manera cierta. En sanidad o educación, la parte privada del negocio supera el 30% del total de la oferta. En pensiones, no llega al 5%. Por eso para poder sacar tajada, habrá que crear el escenario ideal de propaganda para conseguirlo.


Y han contratado para ello a los maestros de la demagogia....

LA REBOTIKA
@El_Botika Viñeta
@romerojl Texto

viernes, 10 de febrero de 2017

J.L. Gil


 Ricardo Garanda Rojas (@rgarciaaranda)


Ya estaba en ello cuándo nos conocimos, sindicalista de las primeras hornadas, de los de siempre.
Leonés del frío y la humedad, macerado en la Mancha del sopor y la sequía. Como cuándo “asustas” las legumbres echando agua fría en el hervor, pero al revés. Solo así salen esas legumbres tiernas, convincentes. Para repetir.

Jose Luis Gil lleva doce años de responsable de las Comisiones Obreras de Castilla la Mancha, más los que estuvo dirigiendo éste Sindicato en la provincia de Ciudad Real, más…pues eso, de los de toda la vida, de los que se sustituyen ¿cómo no? pero con muchas y profundas dificultades.

Ahora tiene que dar el relevo y algunos y algunas temblamos. Es un relevo absolutamente natural y para la gente que ha conocido el sindicato durante estos doce años no hay ninguna razón para sentirse incómodos, toca el relevo y punto.
Fotografia de J.L. Romero
Pero los viejos conocimos una organización sindical que en algún momento se fracturó por dentro y Jose Luis, con su talante de entendedor de climas extremos, supo hacer lo necesario, un poco convenciendo y otro poco dejando espacio para el auto y el mutuo convencimiento, y la organización se fue amasando, engranando sus distintos cuerpos, para volverla a convertir en una buena máquina, con inevitables ajustes, continuos engrases y necesarias revisiones, pero una gran máquina a punto para su laboral y social función.

Por si no fue poco, en los últimos tiempos hizo falta un gran nivel de dirigente para mantener el equilibrio social durante los cuatro años del gobierno de la Sra. Cospedal. Acertadamente, él, su equipo, y más gente de la dirección de CC.OO. entendieron que Castilla la Mancha podría ser pretendida como campo de pruebas “tacherianas” por parte de los gobiernos del Partido Popular. Era imprescindible medir la respuesta y él supo medir muy bien.

Jose Luis Gil ha sido un buen Secretario General, además, porque es una buena persona en un mundo donde a veces se confunde esta virtud con aparentes signos de debilidad. Estúpido mundo éste y quienes así lo fabrican. De débil nada, de asustadizo menos aún, Jose Luis es un hombre con una capacidad empática extraordinaria, desgraciadamente escasa en otros y otras dirigentes, de ésta organización y de otras.
fotografía de J.L. Romero
Sí, es verdad, algunos y algunas temblamos. Yo creo que es inevitable, cogieron él y su gente, su equipo, una organización desunida y la entrega compacta…Por primera vez desde que la votamos, la norma de la limitación de mandatos me parece rígida. O no, no sé.

No me perdonaría el propio Jose Luis que hablara de sus méritos sin hablar de la inmensa ayuda de su amigo y también mío Juan Barreda. Cómo éste mismo dice: “como uña y mugre”. ¿Puede haber más unión?. Pero de Juan ya hablaremos otro día, en cuánto yo sepa que se ha ido de viaje a miles de kilómetros.

Y termino, la historia pasada  nos lo trajo a este Sindicato, y estuvo bien, bastante bien. Esperemos que la historia futura sepa guardarle el espacio, el magnífico espacio que se merece.

Gracias J.L. Gil, ya me puedes invitar a una Gin con Tanqueray en El Torreón. Uno solo, que ya vamos para mayores...



miércoles, 8 de febrero de 2017

Nunca dejes que la realidad te arruine un titular

El fin de la religión, de la moral, de la política, del arte, no viene siendo desde hace cuarenta siglos más que ocultar la verdad a ojos de los necios.
Enrique Jardiel Poncela

El periodismo moderno dejó hace mucho tiempo de informar de lo que pasa para deformar lo que nos cuenta. Intereses bastardos, clientelismos espurios y servidumbres inconfesables hacen que todo lo que se nos cuenta esté maquillado por el retoque de turno que sirve a quien paga.

Ya lo dijo en su día hasta el papa polaco Los medios de comunicación han acostumbrado a ciertos sectores sociales a escuchar lo que «halaga los oídos».

LA REBOTIKA
@El_Botika Viñeta
@romerojl Texto


viernes, 3 de febrero de 2017

Horizontalidad


Ricardo Garanda Rojas (@rgarciaaranda)



Cuando yo era un poco más chaval que ahora las cuestiones reivindicativas estaban claras, venían en bloque. Los rojos éramos revolucionarios, ateos, anti monárquicos, anti capitalistas, defensores del sexo libre, igualitarios por raza, edad o sexo (lo de género es posterior), y en la mayoría de los casos, anti madridistas.

Los y las de derechas, todo lo contrario en todo.

miércoles, 1 de febrero de 2017

Carrusel


"Es una decisión empresarial"
Alvaro Nadal. 
Ministro 

A un politico del PP en el banquillo (de los reservas, que no imputados) de Red Electrica le sustituye otro politico (del PP) que se sube al carrusel de las puertas giratorias que no para. Aunque el vocabulario español tiene otra definición más adecuada a esta práctica. El tiovivo.  

Este carrusel esta lleno de tios-vivos que se guardan el asiento en el caballito blanco.


Y mientras, a esperar que llueva para que baje la luz....

LA REBOTIKA
@El_Botika Viñeta
@romerojl Texto