jueves, 12 de enero de 2017

Pesadilla


Ricardo Garanda (@rgarciaaranda)


La pesadilla fue corta y ni siquiera me dio tiempo a infligir ninguna norma, la boca me sabía a resaca de una inexistente noche de copas, me parece que ha sonado el teléfono en la habitación del ordenador, no estoy seguro.
Son las cinco y media, nadie me llama a estas horas salvo que mi pesadilla tenga algo que ver.  No la recuerdo bien, miraré el teléfono.

“Llámame urgentemente”.

-¿Qué ocurre?

-Es obvio que no has puesto la radio. Cientos, miles de personas, hombres, mujeres, niños, jóvenes, ancianos…por la calle.

-He dormido mal, no me cuentes historias raras.

-Migrantes, exilados. Han aparecido de golpe. Nadie sabe de dónde salieron.

Mi pesadilla tiene algo que ver. El timbre del teléfono me ha servido como clip en el botón de archivo. Reabro: miles de desesperados y desesperadas se teletrasportan en el espacio entre sus antiguas ciudades en ruinas a las calles de nuestra propia ciudad. Es imposible, sólo puede ser una pesadilla.

-Es una Pesadilla, Ricardo. Han aparecido miles de personas que hablan distintos idiomas, que visten diferente, que muestran rostros de angustia y lloran, lloran, Ricardo, lloran hasta el éxtasis.

-Pero ¿de dónde salieron?

-No se sabe, esto es Toledo, no hay barcos, ni aeropuertos, no se ha detectado esta noche ningún aumento de tráfico. Ayer todo era normal. Nadie sabe de dónde vienen.

De la guerra, vienen de la guerra, del hambre, de la desesperación, de la angustia ante lo incomprensible. Y buscan ayuda.

-Vienen de la muerte.

-¿De la muerte?¿Y qué hacemos?

-Mandarles a la muerte.

-¿Cómo?

-Como vinieron. En un sueño.

-Pero esto no es un sueño, Ricardo, es real.

-No puede ser…



miércoles, 11 de enero de 2017

Incitatus



Nepotismo: Del lat. nepos, -ōtis 'sobrino', 'descendiente' e -ismo. 1. m. Desmedida preferencia que algunos dan a sus parientes para las concesiones o empleos públicos

R.A.E.


Incitatus (Impetuoso lat.) fue el caballo del emperador Calígula. Como si fuera un miembro más de la realeza, Calígula le concedió al animal un gran palacio con numerosos jardines, los cuales estaban también provistos de 18 sirvientes para su cuidado principal. También se le concedió riquezas, dado que se dice que Incitatus portaba un gran collar de increíbles piedras preciosas y dentro de su lujoso establo tendría pesebres de marfil.

De este modo nos encontramos con un personaje que tiene riquezas, palacios, sirvientes y prestigio. Podríamos llegar a pensar que le faltan dos posesiones más: una mujer y un puesto político. Pues, supuestamente Incitatus también los tuvo. Se dice que el Emperador eligió una bellísima mujer llamada Penélope para casarla con su preciado animal. Esto nos dará una idea de que si lo anterior nos había parecido descabellado, esto ya superaría todo trato de fundamento racional.

Pero el hecho más conocido relacionado con el poderoso caballo fue su puesto en el senado. Así es, Calígula le habría otorgado el prestigioso título de Cónsul de Britania en el Senado. Esto especialmente se fundamenta por el repudio que tenía el emperador hacia las dirigencias políticas, generando una gran ironía en incluir un caballo dentro del aparato público del momento. Obviamente, también se encuentra el toque especial de su intolerante locura, que incitó a su asesinato en el año 41 d.C.




La historia siempre acaba repitiendose....

LA REBOTIKA
@El_Botika Viñeta
@romerojl Texto



 

viernes, 6 de enero de 2017

Cáncer


Ricardo Garanda Rojas (@rgarciaaranda)

Ésa “enfermedad de larga duración” a la que de manera tan eufemísticamente se suelen referir en los medios de comunicación se llama Cáncer. Esa “cosa mala” como la identifica mucha gente en conversaciones populares, se llama Cáncer. Y es necesario que hablemos de él llamándole por su nombre, en voz alta, mirándonos de frente. Porque al Cáncer hay que combatirlo, es un peligroso enemigo, y como tal, hay que afrontarlo con toda nuestra capacidad de conocimiento y sin timideces que puedan favorecer su ataque. Si vemos a alguien con un bulto, con una mancha en la piel que nos pudiera hacer sospechar, no debiéramos decir “eso puede ser malo”, sino “que te lo vean inmediatamente porque puede ser Cáncer”. Tal vez con ese realismo lingüístico consigamos también que las chicas pasen sus revisiones en el momento adecuado y no dejen pasar el tiempo. Por ejemplo.

viernes, 30 de diciembre de 2016

Las Vías del PSOE

 Ricardo Garanda Rojas (@rgarciaaranda)


Esto que algunos y algunas empiezan a llamar “Tercera vía” no acabo de entenderlo del todo. 
Esta denominación tiene connotaciones históricas de carácter estratégico e ideológico que situó durante mucho tiempo a la Socialdemocracia europea en el centro de los comportamientos políticos de gran parte de éste viejo continente. Y muy para bien.
Pero me temo que ahora se empieza a utilizar para designar algo de bastante menos nivel, con otras estrategias y, me parece, otras ideologías.

viernes, 23 de diciembre de 2016

Cosas que no puedo entender.

 Ricardo Garanda Rojas (@rgarciaaranda)


Foto de J.L. Romero
Yo estuve en la gloria hace un par de semanas, cuestión nada fácil para un espíritu decaído como está el mío. Pero lo cierto es que estuve en la gloria: amigos y amigas, antiguos algunos, recientes otras y otros, justo cuando yo ya creía que era poco el espacio que me quedaba para nuevas amistades. Amigos y amigas en la militancia, en la cultura, en la crítica contra lo que no nos gusta y en el goce con lo que sí. Amigos, buen “rollete”, deseado  y a veces soñado ambiente. Hace un par de semanas, ya hemos hablado aquí de ello.

Hoy no, hoy  el otro lado de la moneda se me aparece con crudeza.  Joder, con lo difícil que es hacer buenos amigos y buenas amigas  cómo nos vamos torciendo haciendo fracasar, o al menos dudar del éxito de relaciones normales entre gentes normales.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Puente de plata

“Si hubieras mantenido mi amistad, los que maltrataron a tu hija lo hubieran pagado con creces. Porque cuando uno de mis amigos se crea enemigos, yo los convierto en mis enemigos.”
MARLON BRANDO - Don Vito Corleone

Melchor de Santa Cruz de Dueñas  en su libro Floresta española de apotegmas y sentencias (Toledo, 1584), traza un anecdotario de Gonzalo Fernández de Córdoba, conquistador de Nápoles.  En ese libro, menciona la frase “A enemigo que huye, puente de plata”.

 Melchor de Santa Cruz, en la segunda parte, capítulo III, escribe: “El Gran Capitán decía que los capitanes o soldados cuando no había guerra eran como chimeneas en verano”. Más abajo: “ ... Él mismo decía: al enemigo que huye hacedle la puente de plata”. 

Esta frase atribuída al Gran Capitán, viene muy a colación en estos tiempos en los que parece que otro Gran Capitán intenta buscar su puente hacia no se sabe muy bien qué.

Mira que si al final es para pasar al otro lado.....  

LA REBOTIKA
@El_Botika Viñeta
@romerojl Texto