miércoles, 7 de diciembre de 2016

Las reglas del juego



 “Aquellas personas que no están dispuestas a pequeñas reformas, no estarán nunca en las filas de los hombres que apuestan a cambios trascendentales.”
GANDHI

Guiados por el viejo axioma si algo funciona, mejor no tocarlo, aquellos que nos gobiernan (en la política, la economía y las pulsiones) prefieren no tocar nada. Ya lo dice el gurú Lakoff : Los conservadores comunican conservadurismo, sea cual sea el tema que se saque a colación. 

Pero lo cierto es que 38 años ya van dejando sus huellas sobre el edificio de nuestra carta magna. Algunas grietas, manchas de humedad, y alguna que otra puerta que cierra mal. Va siendo el momento de afrontar esas "pequeñas reformas", no sea que al final la casa común se nos venga abajo y haya que reconstruirla desde sus cimientos....

LA REBOTIKA
@El_Botika Viñeta
@romerojl Texto 

 



lunes, 5 de diciembre de 2016

Acuarelas




 Hola de nuevo. Un nuevo lunes (en esta ocasión en esta semana tan rara que tiene 3 lunes y 3 viernes) acudo a esta cita que mantengo contigo cada vez que tengo un ramillete de imágenes que compartir...


miércoles, 30 de noviembre de 2016

Los esclavos de la política

¿Crees que los que están así han visto otra cosa de sí mismos o de sus compañeros sino las sombras proyectadas por el fuego sobre la parte de la caverna que está frente a ellos?
El mito de la caverna (República, VII)
Platón

Como los esclavos del mito clásico, la clase política sólo ve de la realidad las sombras que pasan ante ellos a través de los cristales oscuros de los coches oficiales. Así el mundo de las ideas se aleja cada vez mas de la realidad, y nos gobiernan esclavos de su propia ignorancia y desconocimiento.
Ay! del día en que la luz de la realidad ciegue sus ojos.....

LA REBOTIKA
@El_Botika Viñeta
@romerojl Texto 

jueves, 24 de noviembre de 2016

25 N. Poco nos duele tu duelo

Ricardo Garanda Rojas (@rgarciaaranda)

Hoy no viniste
y sabemos por qué.
Poco me duele
tu duelo,
mujer.
Poco me sangran tus heridas
en mis manos,
mujer.
No me veo
desfigurado en tu espejo
ni humillado ante él.
No lucho
entre ese amor y ese desprecio
que te angustia,
mujer.
Salgo a la calle festiva
y tú no estás,
quedas en tu rincón
otra vez
aislada del sol,
de la luz,
de la vida,
mujer.

No nos duele tu duelo
Colección Evanescentes de Daniel López
mujer
para lo que tendría que doler.
Hoy no viniste y nosotros
sabemos por qué.



Poco nos duele el duelo de ellas, algunos y algunas hablamos ofendidos, cabreadas, indignados, pero poco nos duele, mucho más tendría que dolernos para comprender y combatir de verdad este animal comportamiento de nuestros semejantes. Porque, entendámoslo, son nuestros semejantes, y convivimos con ellos y tomamos cañas con ellos, y a veces nos reímos de chistes e historias machistas con ellos. Compartimos centro de trabajo con ellos…Y ¿No lo vemos?, ¿No lo intuimos siquiera?

No avanzaremos hasta que no nos auto sinceremos todos y todas y reconozcamos nuestra cotidiana cobardía, hasta que no contemos historias como aquella en la que oíste discutir violentamente a los miembros de una pareja vecina y no hiciste nada. Cómo respiraste cuándo por la mañana viste a esa mujer salir con la maleta pero sana, sin señales de violencia. Tu incomoda conciencia se relajó, pero comprendiste que esto no puede ocurrir, no hiciste nada, tu cobardía te paralizó y te diste cuenta de que todo podía haber acabado mucho peor y tú no habías hecho nada por evitarlo.

Los agresores son los últimos culpables, principales pero últimos, los demás somos los primeros, las primeras. Las víctimas estarán en su derecho de considerarnos culpables a todos, a todas. Yo les daría la razón.
Qué poco nos duele el duelo de ellas para lo que nos tendría que doler.

Hoy, 25 de Noviembre es el día elegido para que hablemos de ello, para iluminar y visualizar este grave problema. Hagámoslo, yo aquí lo hago. Pero esto es muy poco.
Yo hoy regalo un pequeño poema, pero esto es muy poco.




miércoles, 23 de noviembre de 2016

Insoportable






La fatalidad nos hace invisibles
Crónica de una muerte anunciada
Gabriel García Marquez


Cuando nos olvidamos de las personas, éstas acaban pagando las consecuencias. Y en algunas ocasiones, el precio es demasiado alto. Que ese sacrificio no sea en vano.

p.d. La Rebotika de hoy no tiene viñeta en homenaje a todas las personas que parecen invisibles ante las amenazas y las agresiones hasta que un hecho violento las sitúa en el foco de la noticia. 

In memoriam, Alfonso.

LA REBOTIKA
 

viernes, 18 de noviembre de 2016

Una vez conocí a una mujer.

 Ricardo Garanda Rojas (@rgarciaaranda)



Una vez conocí a una mujer.
Y la seguí conociendo durante muchos años, y la fui conociendo mucho, y ella a mí, y nos fuimos cambiando.
Y yo ahora soy parte de aquella mujer que conocí hace mucho tiempo.