domingo, 22 de marzo de 2015

Marchando con dignidad







La falsedad tiene alas y vuela, y la verdad la sigue arrastrándose, de modo que cuando las gentes se dan cuenta del engaño ya es demasiado tarde. (...)

Don Quijote soy, y mi profesión la de andante caballería. Son mis leyes, el deshacer entuertos, prodigar el bien y evitar el mal. Huyo de la vida regalada, de la ambición y la hipocresía, y busco para mi propia gloria la senda más angotsta y difícil.

¿Es eso, de tonto y mentecato?

“El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha”

Miguel de Cervantes