jueves, 24 de noviembre de 2016

25 N. Poco nos duele tu duelo

Ricardo Garanda Rojas (@rgarciaaranda)

Hoy no viniste
y sabemos por qué.
Poco me duele
tu duelo,
mujer.
Poco me sangran tus heridas
en mis manos,
mujer.
No me veo
desfigurado en tu espejo
ni humillado ante él.
No lucho
entre ese amor y ese desprecio
que te angustia,
mujer.
Salgo a la calle festiva
y tú no estás,
quedas en tu rincón
otra vez
aislada del sol,
de la luz,
de la vida,
mujer.

No nos duele tu duelo
Colección Evanescentes de Daniel López
mujer
para lo que tendría que doler.
Hoy no viniste y nosotros
sabemos por qué.



Poco nos duele el duelo de ellas, algunos y algunas hablamos ofendidos, cabreadas, indignados, pero poco nos duele, mucho más tendría que dolernos para comprender y combatir de verdad este animal comportamiento de nuestros semejantes. Porque, entendámoslo, son nuestros semejantes, y convivimos con ellos y tomamos cañas con ellos, y a veces nos reímos de chistes e historias machistas con ellos. Compartimos centro de trabajo con ellos…Y ¿No lo vemos?, ¿No lo intuimos siquiera?

No avanzaremos hasta que no nos auto sinceremos todos y todas y reconozcamos nuestra cotidiana cobardía, hasta que no contemos historias como aquella en la que oíste discutir violentamente a los miembros de una pareja vecina y no hiciste nada. Cómo respiraste cuándo por la mañana viste a esa mujer salir con la maleta pero sana, sin señales de violencia. Tu incomoda conciencia se relajó, pero comprendiste que esto no puede ocurrir, no hiciste nada, tu cobardía te paralizó y te diste cuenta de que todo podía haber acabado mucho peor y tú no habías hecho nada por evitarlo.

Los agresores son los últimos culpables, principales pero últimos, los demás somos los primeros, las primeras. Las víctimas estarán en su derecho de considerarnos culpables a todos, a todas. Yo les daría la razón.
Qué poco nos duele el duelo de ellas para lo que nos tendría que doler.

Hoy, 25 de Noviembre es el día elegido para que hablemos de ello, para iluminar y visualizar este grave problema. Hagámoslo, yo aquí lo hago. Pero esto es muy poco.
Yo hoy regalo un pequeño poema, pero esto es muy poco.