domingo, 10 de agosto de 2014

A ver si me deja en paz…



UN CORTO DE RICARDO

A ver si me deja en paz…



Cuándo el viernes fui consciente de que lo era, ya casi había dejado de serlo y estábamos más en el sábado. La semana había pasado como un suspiro, ajeno fui a su existencia. Ojalá no hubiese existido de verdad, algunos muertos cantarían.

Últimamente no me oriento ni por las noticias. Aunque se pueden señalar cada una de las semanas por “aquella en la que comenzó tal guerra”.


Mira que somos bellacos. ¿Y las noticias sobre el Evola? El centro informativo está en el hospital Carlos III, como si fuera ahí dónde están muriendo cientos, tal vez miles, de africanos. ¡¡Bellacos¡¡
Y la guerra en Irak, otra vez…

El viernes no dije nada y hoy no mucho, no sé muy bien cómo expresar lo que me desgarra y me ahoga. Lo intento con un poema que desde que lo escribí, no sé qué día de no sé qué semana reciente, me está machacando. He ido sacando retazos en las redes, pero hoy os lo doy entero a ver si me deja en paz…



TODAS PAS PLAYAS ME PARECEN GAZA

No hay playas libres
este verano,
no hay playas limpias de sangre
este verano.

No hay niños felices
ni cuerpos luminosos,
no hay arenas brillantes
y el sol, borroso,
se niega a iluminar,
sueños, deseos, esperanzas
de otros magníficos instantes.

Todas las playas están en Gaza
este verano.
Sangre de niños,
vidas quebradas,
cuerpos rotos,
llanto desesperado,
deshecha esperanza,
Frustración, impotencia, dolor de cuerpos,
dolor de sueños,
dolor…
todas las playas me parecen Gaza.

Tú me envías, amigo,
imágenes urgentes
de perfectas  playas
que recuerdo bellas, limpias,
adolescentes.
Apenas veo la foto,
porque las veo feas, sucias,
desoladas, olvidadas,
y tan viejas como los tiempos de la guerra.
están en Gaza todas las playas,
y en ellas todos los cuerpos
de palestinos rotos.

Todos los niños,
los aún vivos,
lloran ante su juguete, también roto,
destrozado por una bomba asesina,
enviada por un ejército asesino,
dirigido por un gobierno asesino,
permitido por gobiernos asesinos,
de un mundo, potencialmente asesino.

No veo más que sangre y bombas
En las playas,
Este Verano.


R. Garanda R.
(Casabas, 4-8-2014)