jueves, 10 de septiembre de 2015

El Sentido Común de D. Mariano


Ricardo Garanda Rojas

Dice Rajoy que lo que aporta el Partido Popular es sentido común, por eso hay que votarlos.
Así, simple, para qué complicarse, el sentido común es algo sencillo, muy entendible por parte de todo el mundo, primitivo, poco sofisticado.

¿Y quién puede oponerse al hecho de que el sentido común es algo maravilloso? Ya está la campaña montada, no hacen falta cabezas pensantes, ¿para qué? si basta con “el sentido común”.

Claro que lo que nos dice D. Mariano es que no nos andemos con aventuras a la hora de votar, que los mercados quieren la estabilidad que aporta la lógica conservadora y continuista, es decir “el sentido común”.



Porque ahí hemos llegado: Cambio=Aventura y Continuismo=Sentido Común. No sé si nos queda claro. Él dice que ahí está la preferencia de “los mercados”, el dios moderno del capitalismo.

Pero los mercados no tienen preferencias lineales, planas, o blancas o negras. Más bien prefieren tener en cuenta variados factores para garantizarse esa estabilidad cuyas causas simplifica tan groseramente nuestro presidente.





Por eso no parece que esté dentro del “sentido común” que siga gobernando un partido del que un importante número de cargos de responsabilidad hayan sido imputados judicialmente o estén pendiente de ello, por diversas malversaciones de dineros públicos. Mucho menos parece  casar con el sentido común permitir que siga gobernando un partido que está acusado, como organización, en un proceso de dinero negro, por tanto en un posible fraude a una Hacienda que ellos mismos tendrían que seguir dirigiendo.

No creo que a los mercados le parezca mucho de sentido común que sigan gobernándonos quienes utilizan los intentos de separatismo territorial como un mero instrumento de captación de votos en el semillero de esa cultura unagrandelibrelista, tan arcaica como arraigada aún entre gran  parte de la población española. Lo hicieron con el conflicto de Euskadi y lo repiten ahora con el de Catalunya. La demagogia patriotera, cuna de desmedidas ansias separatistas, y, por ello, peligroso instrumento electoralista.

Tampoco creo que para estos mercados sea de sentido común que siga dirigiendo la política exterior quienes no parece que estén haciendo muchos amigos por ahí fuera, y que, con su gestión, no ayudan  a la deseada expansión de nuestros productos.

Pero además, no se trata solo de lo que piensen “los mercados”. No sólo de la economía de balances viven el hombre y la mujer, por mucho que desde los gobiernos conservadores (que conservan poco, les encanta destruir) se empeñen en convencernos de que así es. Tenemos necesidades vitales que cubrir con medios, profesionales y estructuras, y no nos parece que sea de mucho sentido común que votemos a quienes están destruyendo nuestros servicios sanitarios y de atención al dependiente, nuestro sistema educativo, con cierres de plantas en los hospitales y escuelas, esencialmente en las zonas rurales, donde más se necesitan, con reducción de personal sanitario y educativo.
Tiene muy poco sentido común permitir que gobiernen quienes están destruyendo el que hasta ahora es nuestro sistema de vida. El Estado de Bienestar es el gran poder de nuestra sociedad y los gobiernos del Partido Popular con D. Mariano Rajoy a la cabeza, aspiran a seguir destruyéndolo.

Por eso, apoyar lo que ustedes defienden, D. Mariano, tendría muy poco Sentido Común.
Creo yo.

Ricardo Garanda Rojas

 (@rgarciaaranda)
(Pdta.- No los cuenten, ya se lo digo yo, he repetido catorce veces “Sentido Común”. Quince)