lunes, 7 de marzo de 2016

Un paseo por las nubes


Hace un par de dias, uno de mis mejores amigos me recordaba que tenía un poco olvidado uno de mis rincones talisman, la cola del pantano del Vicario, en Ciudad Real, a su paso por Peralvillo.




Si bien es cierto que es un lugar casi cotidiano, de paso, y por el que ya he paseado mi cámara en multitud de ocasiones, nunca deja de sorprenderme en cada ocasión que puesta de sol y nubes hacen la combinación perfecta.




Hoy los cielos presagiaban la inminente primavera, si bien, la temperatura hacía que echara de menos algun guante para cubrir los dedos mientras sostenía la cámara. Al fondo, las lluvias con trasunto de nevadas, ponían el telón al horizonte.




En el agua, ajenos al frío, patos y otras aves acuáticas, eran cómplices involuntarias de la cotidiana escena de la desaparición del sol.



 Un sol que en su periplo, coloreaba por debajo las nubes caprichosas y multiformes, que añadían textura y color al cielo, aún de invierno.


 Los carrizos, y otras plantas acuaticas, se perfilaban en el contraluz del ocaso, rompiendo las lineas horizontales que nubes, montes y agua fijaban en la escena.


Como ves, Ricardo, sólo hace falta un recordatorio, unas pocas nubes, una puesta de sol, y una cámara para volver a refrescar la belleza de un paisaje que siempre será diferente, y siempre estará ahí, aunque no siempre esté la cámara para captarlo.

Espero que os haya gustado, y si así ha sido, nos volvemos a ver algun otro lunes por este rincón.

Hasta entonces, sed felices. Chaaaoo!!!


JLROMERO

@romerojl