miércoles, 2 de julio de 2014

Crepúsculo

EL OJO DEL FOTÓGRAFO

Crepúsculo


 

 Este blog ya se va haciendo mayor y gracias a vuestra fidelidad ya ha superado las 20.000 visitas. Gracias! Sin vuestra compañía esto no tendría sentido.
También hemos superado la mitad del año y nos hallamos en ese momento en el que los días son los más largos y el sol parece que se resiste a abandonarnos.






 A el, al sol, y a ese momento en el que empieza a inciar su desaparición esta dedicada esta entrada semanal. Desde la privilegiada atalaya de mi terraza, me puedo permitir captar la paleta cromática que el sol pinta en la atmósfera cuando se oculta por el horizonte.


Todo un degradado de tonos desde el rojizo más intenso los añiles mas brillantes, ponen el fondo al skyline que se divisa desde la azotea.



 Si encima contamos con el privilegio de disfrutar de unas nubes que aporten texturas a la panorámica, mejor que mejor.


 Y casi a la misma hora, en la que el sol se esconde tras los edificios, en los parques se empiezan a encender las farolas, para reflejarse en los espejos del estanque, creando la hora azul más hermosa.


 Y por último, y para contrastar, a una hora muy similar a las de las anteriores fotos, un alto en el camino.  
Tras la tormenta  que llora agua de verano para hidratar una tierra demasiado reseca, la calma. 
Lluvia de verano que refresca y recuerda olores de antaño, a tierra mojada, a trigo húmedo. 
A otro tiempo ya casi olvidado, quizas mas feliz por mas ingenuo, y que un olor, un color, una imagen, vuelve a traer a la memoria.



Y hasta aquí la entrada de hoy. Crespuscular, colorida. Nostálgica quizás. Espero que os haya gustado. Si así ha sido, os espero de nuevo por aquí la semana que viene. Hasta entonces, chaaaao!!

JLROMERO

@romerojl