viernes, 31 de octubre de 2014

Ser sindicalista ...

LA COLUMNA DE LOS VIERNES 

Ser Sindicalista...




Soy Jubilado sindicalista. Viejo para muchos, casta para otros, obsoleto…Puede ser, pero sé cosas.

Sé que la única fuerza de los trabajadores está en lo que más temen nuestros contrarios: la unidad.

Sé que nuestra mayor razón la defendemos de una sola manera: con la lucha, y que no necesitamos que ésta sea violenta. Ellos sí. 

Sé que nuestra única angustia es el ansia por conseguir justicia. Ellos no.


 

El Sindicalismo es mucho más que una ideología, que lo es.  Mucho más que una Organización Social, que también. Es la historia de la defensa de los derechos de los trabajadores y las trabajadoras contra un poder  tendenciosamente explotador. Ni más, ni menos. 

Y tenemos enfrente al poder del dinero con la ayuda falaz de la gran mayoría de los medios de comunicación social. Tenemos enfrente la gran capacidad opresora que esa alianza supone. Es directamente estúpido que nos dejemos confundir, que permitamos que nos intimiden.  Me parece una barbaridad que en nuestra confusión les facilitemos su labor de destruirnos. 

Nos están dando duro. Nos van a dar más duro todavía con la aprobación del TTIP. No les demos tantas facilidades.

Como soy viejo, conocí muy de cerca a Marcelino Camacho. Mucho se está hablando de él ahora, en el aniversario de su muerte. Parece que mucha gente quiere ahora reivindicarle para situaciones, a veces, contrapuestas. Vale, pero que quede claro que él no admitiría que le utilizáramos en clave del pasado, sino de futuro.

Lo más importante nunca es lo que nos falta, sino lo que tenemos, y ahí está nuestra increíble fuerza. Utilicémosla. 

Asumimos ahora un grave problema con el asunto éste de la utilización de tarjetas por parte de un grupo de nuestros representantes. Sin infravalorarlo  ¿Qué importancia real tiene esto en el contexto de nuestra lucha? Tal vez a algunos y algunas les venga bien apoyarse en los ataques de nuestros contrarios para reforzar sus posiciones internamente discordantes.

Cuidado, peligro con las puertas que otros creen que se abren. En Castilla la Mancha hay un señor del gobierno de Cospedal, se llama Esteban y ya va diciendo ante los micrófonos que nos investiguen. Él sabe que le van a tapar su enana estatura (intelectual, me refiero) con documentos que desmienten hasta la saciedad sus sucias acusaciones. De hecho, creo que ya le han tapado y necesita una goma para poder respirar…

Con argumentos similares, en Toledo, cuatro delegados (3+1)  han creído y defendido  que estos argumentos les servían de aval para buscarse mejor acomodo en un sindicato de ésos que crea y mantiene la empresa para contrarrestar. Evidente simpleza la suya, sofisticada simpleza la de quienes dan lugar a estas bellaquerías. Aquí todo el mundo quiere hacer méritos fáciles ante  ”los suyos” o aprovecharse para “lo suyo”. 

Sinceramente creo que Ganamos CC.OO en cada Congreso y  entre medias de ellos. Comprendo que nuestros contrarios intenten dificultarnos el trabajo, pero los nuestros?...Digo yo que ya saben: a debatir, a discrepar  y a votar, como siempre. 

Ya os he dicho, soy jubilado sindicalista, pero no sindicalista jubilado, que nadie se equivoque.

Ricardo Garanda Rojas 

(@rgarciaaranda)