viernes, 7 de noviembre de 2014

Ojalá mejore el PP en las Encuestas



Ojalá mejore el PP en las Encuestas


(O la estrategia de Tierra Quemada)


A pesar de que los datos que están saliendo en las últimas encuestas, referente a unas hipotéticas elecciones generales, se deben tomar con mucha cautela y reflexión, sí hay algo que empieza a convertirse en una opinión unánime: el hundimiento de la mayoría parlamentaria del PP en el Parlamento y el consiguiente desfallecimiento del Gobierno de Rajoy.




Y a pesar de que esa idea nos produce un necesitado elevamiento del ánimo a muchos millones de españoles y españolas, habrá que reflexionar que  tal vez no sea del todo bueno que esto se visualice de manera tan evidente, sobre todo dentro del propio partido del Gobierno.


Porque el desastre que han causado durante estos años en la sociedad española puede ser aún peor. Seguro que podría ser peor, capacidad tienen sobrada para ello estos gobernantes.


De alguna manera sería conveniente que el Partido Popular mantenga un nivel razonable de esperanza de poder salvar sus crisis y elevar los negativos datos actuales hasta el punto de tener posibilidades de salvar el Gobierno en las próximas generales.


Si esto pudiera ser así, aún medirían los riesgos de ciertas decisiones y de avanzar en medidas que aún les quedan en el cajón y fuera de él. De perder toda esperanza pueden caer en la tentación de acudir a la estrategia de “Tierra Quemada”. Arrasar con todo sin preocuparles lo más mínimo que ello les pueda suponer incrementar la opinión negativa que la mayoría de la población española pueda tener sobre ellos.


De hecho, estoy seguro de que ya empieza a haber gente en ese partido que se pregunta si de verdad ha valido la pena dar marcha atrás con la ley anti-aborto y haber tenido otras “debilidades” por el miedo a perder votos.


Es peligrosa esta situación. No va a tardar Rajoy en recibir llamadas (si es que no las recibe ya) que le digan que “para la poca leche que da la vaca, mejor bebérsela”. Es decir que, ante la más que probable pérdida de los Gobiernos autonómicos, primero, y el Estatal después,  aprieten en sus objetivos y dejen “solucionado” todo lo mejor posible. Para ellos, claro.


Y para que quede claro, la voz del lobby ya ha salido publicada:  Más y más duras reformas con la zanahoria del empleo. Adaptar el terreno de juego al acuerdo de libre comercio y empresa (TTIP) que se está fraguando entre EEUU y la UE. Liberalismo puro. La empresa por encima de todo, ni trabas de gastos laborales, ni impedimentos ecológicos, ni imposiciones fiscales…


Habrá que medir la capacidad de respuesta porque el tratado tendrá que aprobarse en los Parlamentos correspondientes. Ellos ya lo están midiendo, de ahí el apretón con la “Ley Mordaza”, ¿por qué si no ésta ley represora a estas alturas y con la que les está cayendo?


Sería mejor que las encuestas les dieran un mayor margen para respirar, porque en estas condiciones, o se rinden o nos muerden hasta dejarnos sin sangre. Y no veo yo a Rajoy retirarse voluntariamente a un rincón de su encantadora Galicia, con la paz que encontraría allí…



Ricardo Garanda Rojas 

 (@rgarciaaranda)