domingo, 30 de noviembre de 2014

Definamos Casta



UN CORTO DE RICARDO

No quisiera parecer un veterano gruñón, aunque ni una cosa ni otra veo que dependa de mi voluntad. Pero es cierto que algunas cosas me mosquean en exceso.


Por eso he escrito éste poema del que apunté hace unos días unos versos en las redes. Para homenajear a los luchadores y luchadoras que a lo largo de la historia han sido y son militantes generosos del progreso de la situación humana. Yo he conocido a muchos y a muchas. La mayoría incluso viven.

Quiero que todos y todas se sientan abrazados por éste, tal vez, mal poeta gruñón. Y decir que siempre se necesita relevo, ahora también se necesitan jóvenes y hay muchos y muy buenos en la lucha, pero nos sobran los  jóvenes estúpidos, para eso ya tenemos a los viejos estúpidos. 

Definamos Casta

Hicisteis cielo
persiguiendo el infinito
de vuestra utopía.
Construisteis gloria
cuando un día
apoyasteis vuestro anhelo
en la historia
y vencisteis.

Hicisteis lo que otros
después que otros,
siempre en la humana memoria.
Y los otros siguientes,
tras este nuevo invierno,
buscaran en pasadas primaveras
el punto de euforia
dónde quedó la lucha y seguir,
para gritar de vez en cuando,
solo de vez en cuándo: ¡Victoria!

Sigue la rueda girando en el avance,
de un ansia poco ambigua.
Pero del cero no nace la lucha,
La nada fue ya superada 
por hombres, mujeres
que resisten y se agotan
en la militancia antigua
y en la que venga.

Hicisteis cielo,
héroes maltratados
del sueño colectivo.
                                         ¡Ya basta!,
mas traición que el olvido
es el desprecio
por  la realizada lucha.

                                          Definamos casta.

Ricardo Garcia-Aranda Rojas
(@rgarciaaranda)