lunes, 4 de mayo de 2015

El viejo molino

EL OJO DEL FOTOGRAFO


El viejo molino


Junto al cauce del río, al lado de un viejo puente, queda lo que antaño fue un molino hidráulico harinero. Hoy los candados oxidados ya no sirven para unir los quicios desvencijados de las contraventanas desencuadernadas.


Este imponente molino que llegó a tener 4 piedras funcionando ya aparece en  el catastro del Marqués de la Ensenada de 1751 donde se dice de él: “perteneciente al combento religiosos Dominicos de esta Ciudad, con quatro piedras, regulado en la misma conformidad, producirá al año doscientas y cinquienta fanegas de trigo; previniendo que todos estos molinos distan de esta Ciudad una legua”.


 Abandonado en los años 60 del pasado siglo, hoy solo se enseñorean de sus predios, las higueras, y la vegetación que se va adueñando poco a poco de todo.


 Las amapolas adornan los dinteles de ventanales inmensos, hoy ya sin celosías, ni cristales, de unas naves cuya techumbre pasó a mejor vida hace tiempo.


Las higueras, no respetan los muros y buscan la frescura de la umbría de la antigua nave, asomándose por los ventanos.


Las rejas oxidadas y herrumbrosas, son mudos testigos del esplendor de tiempos pasados.


Las hiedras y madreselvas se desploman por la ventana formando una cascada vegetal que termina desparramandose por el suelo del otrora almacén de harina.


 En las ventanas superiores, algunos vidrios se resisten a su destino y se siguen aferrando al marco rabiosamente verde del ventanal roto.


Y, a un lado del puente que debería conducir el agua hacia el molino, una de aquellas formidables piedras, yace a medio engullir por la naturaleza, como lápida muda de un tiempo que ya no volverá.



Hasta aquí, la entrada de "El Ojo del Fotógrafo" de hoy. Como habréis podido comprobar, hoy no es miércoles, sino lunes. Hemos modificado ligeramente las fechas de pubicación del blog, y así encontraréis las correspondientes a esta sección los lunes, y las viñetas de "La Rebotika", pasarán a los miércoles. "La columna de los viernes", como no podía ser de otra forma, no cambia de dia.

Espero que este paseo por el viejo molino de Alarcos os haya gustado. Si ha sido así, os espero de nuevo otro lunes de estos por este rincón. Hasta entonces... chaaaooo!!

JLROMERO

@romerojl