jueves, 28 de mayo de 2015

Solo el Silencio, el libro




Haces un poema y luego cinco más, creas un blog de poesía y terminas publicando un libro. Muchas cosas suceden así, la voluntad, con frecuencia, solo cumple el papel de dejar que las cosas fluyan. Me alegro de que la mía no se haya opuesto.



Yo escribo poesía por la misma razón que me ha hecho escribir mil cosas durante toda mi vida: quiero comunicar. No lo hago para mí, yo no necesito contarme mis sentimientos ni mis ideas. Quiero comunicar y por eso procuro un lenguaje lo más común posible, nada me fastidiaría más que alguien me dijera: no te entiendo. Asumo críticas más severas, pero si no se me entiende no vale la pena…


Este libro es la historia cercana en tiempo y en espacio. Pocos de sus poemas se refieren a cuestiones lejanas. Desde luego a ninguna que ajena me sea, en materia o en idea.

Quien coja este libro no tiene por qué empezar por el primer poema si así no lo quiere. Una pequeña guía de sus tripas.


1.- El Paraíso de la Memoria es el triunfo de los que se fueron, de los que dejaron de estar con nosotros. No creo que haya ningún otro espacio para ellos, pero no es poco éste que mantiene su existencia en nuestras propias vidas. Mis amigos, mi padre y algunas otras personas que, de una u otra forma, he subrayado en vida. Mis amigos…Tanis me hizo volver a mi vieja afición de escribir y aquí estoy.


2.-Ella. Felisita y yo llevamos juntos cuatro o cinco siglos. No sé, yo creo que esto es amor. Por ella escribí cuándo tenía 18 años y cuándo ahora, a los 60 escribo esta columna hablando de mi libro, ella está aquí, leyendo en la habitación de al lado. Pasando temporalmente sus apuros, pero aquí, conmigo, yo con ella.


3.-Ellas. Las mujeres, todas las mujeres. Qué poco digo de ellas para la admiración que siento por ellas. Me gustaría hacer más para compensar el dolor que ésta sociedad machista las ha inferido, las infiere. Por eso estoy con ellas, apoyando su lucha.


4.-Jinetes en la Valla es una colección de poemas heridos por algunas de las barbaridades que, como seres humanos, nos debieran ofender permanentemente, y me temo que no es así. Ni a todos ni siempre. El desprecio a quienes no son como nosotros, el olvido a quienes no tienen nada, el maltrato a indefensos animales, las guerras, las antiguas y las nuevas. Todas. El destrozo más absoluto, no sólo de los cuerpos.


5.- La Misma Luna se ve desde mi rincón manchego de Casabas, desde las discretas alturas de los Montes Toledanos y desde el mar de Puerto de Vega en Asturias. Entre medias los cambios de colores y de gentes, pero la misma luna.


6.- Mi Cueva esconde mis dudas, mis quebrantos. También las pocas, muy pocas, seguridades que uno llega a adquirir. Esconde los sentimientos acumulados durante un montón de años defendiendo ideas. En Mi Cueva yo me muevo todos los días, en cada instante, y aquí os cuento un poquito. Lo poco que sé contar.



Todo esto forma parte de esa colección de poesías que hoy mismo sale de la imprenta para ser difundido entre los pocos y las pocas que puedan tener un poco de interés, curiosidad o ambas cosas. En este libro no descubro nada, ni lo intento, expreso sentimientos que la inmensa mayoría de las gentes de mi entorno, en una u otra medida, también tenéis. Yo lo único que aporto es escribirlos en un papel con la esperanza de que os guste leerlo.


“Porque vivo, sé que he vivido, porque sueño sé que he soñado. Y ahora quiero contarlo”.

 “…solo el silencio puede hacer que el poeta calle, Solo el Silencio…”



Ricardo Garanda Rojas 

 (rgaranda.blogspot.com)