miércoles, 25 de enero de 2017

El gato de Cheshire


De modo que ella, sentada con los ojos cerrados, casi se creía en el país de las maravillas, aunque sabía que sólo tenía que abrirlos para que todo se transformara en obtusa realidad.
Alicia a través del espejo.
Lewis Carroll

Como en el mágico cuento de la cita, esta piel de toro la vemos a través de un espejo que lo deforma todo, como ese gato de Cheshire deja su mueca sonriente en el aire mientras la electricidad que le engorda no hace más que subir o esos dos gemelos que invitan a las ostras a cenar..... para poder comérselas!!

Ya se lo dicen a la propia Alicia....

    —Aquí todos estamos locos. Yo estoy loco. Tú estás loca.
    —¿Cómo sabes que yo estoy loca?
    —Tienes que estarlo, o no habrías venido aquí.
 
Tendremos que acabar como la protagonista del cuento, comiendo setas para olvidar....



LA REBOTIKA
@El_Botika Viñeta
@romerojl Texto