lunes, 12 de agosto de 2013

Montejurra

EL POEMA DE RICARDO


El día 9 de Mayo de 1976, cinco meses después de la muerte del Dictador Francisco Franco, en España no había aun libertades, aunque algo se abría. No había garantías ni personales ni sociales. El fin de la dictadura parecía evidente, pero el concepto de democracia se resistía en muchos e importantes ambientes. Los estudiantes colaborábamos como podíamos con los trabajadores,  mucho mejor organizados con sus sindicatos, para presionar en las universidades y en la calle.

Miles de esos estudiantes estábamos ese día en la universidad Autónoma de Madrid, en una fiesta de cantautores que se llamó El Festival de los Pueblos Ibéricos. Algún día me extenderé narrando este acontecimiento, pero lo que hoy quiero contar es que, cuándo estábamos allí, rodeados de “grises”, llegó la noticia, en Montejurra hubo muertos de balas fascistas. Otra vez

 

 

Montejurra

 

Grita y llora Montejurra.

Sangre y rabia que se expande

entre la niebla,

entre la espesura

de esta España

delirante

 

Dinos Miguel,

como con el yugo,

otra vez,

surge la bala primero

y el lamento después.

 

Dinos como la sangre,

otra vez,

nos niega la visión,

ya sublime,

de un futuro

pacientemente fiel

y ansiosamente libre.

 

Ricardo Garanda R.

(Madrid, 13-5-76 /Casabas, 2013)