viernes, 1 de abril de 2016

Genocidio

Ricardo Garanda Rojas
Somos europeos y estamos matando a la gente.
Somos genocidas porque estamos cometiendo genocidio, y la historia no podrá ocultarlo.
Gentes que mueren asesinadas en su patria con armas que nosotros vendemos a los asesinos.
Gentes que huyen para no morir y nuestros contratados asesinos matan antes de que lleguen a nuestra querida Europa.
Gentes que mantenemos encerradas entre alambradas, entre barro, sin techo, sin comida, sin la necesaria atención sanitaria.
Niños, madres, hombres que han tenido que dejar atrás a parte de sus familias.

Yo nunca hubiese creído que en Europa pudiéramos hacer esto. ¡¡Qué vergüenza!!



¿Qué vamos a hacer ahora con esos cientos de miles de exiliados de la guerra y del hambre (no sé dónde está la diferencia)?¿Cuál es el siguiente paso? ¿Vamos a pagarle más dinero al ejército de Turquía para que los extermine?

¿Exagero?. Si alguien me dice hace un año que en Europa íbamos a hacer lo que estamos haciendo con ésta gente, yo mismo hubiese dicho que era una exageración. Y ahí estamos.

De hecho ya hay informaciones de medios creíbles de que en Turquía están alejando a nuevos migrantes con tiros al cuerpo. Muertos adultos, muertas madres, muertos niños. ¿Exagero?




Maldita sea, no somos tan miserables, aún tenemos mucho margen para repartir. Pero no queremos y damos instrucciones a nuestros gobiernos de que no se comprometan. Porque ni siquiera tenemos la excusa de que tenemos gobiernos conservadores insensibles, no, tenemos los gobiernos que hemos elegido las mayorías y están haciendo en este asunto exactamente lo que las mayorías queremos que hagan. Somos así, hasta aquí llegamos, nuestra solidaridad es justita y nuestro egoísmo la supera.

Y no hay desprecio en mí lenguaje cuándo les llamo “gente”. Es que me trae al pairo de qué país vienen, qué religión tienen, si vienen de una guerra o de una paz miserable. Me da igual, no admito selecciones, son gentes del mundo que buscan un lugar más acogedor para sus vidas. Y nosotros se lo impedimos con una chulería de propietarios apropiadores de poderes que no nos corresponde. ¿Quién tiene las escrituras del Mundo? ¿Qué notario ha firmado actas de propiedad?. Hay humanos muriendo que necesitan espacio, ¿quién carajo nos ha dado el poder de negárselo? Los estamos asesinando.

No hay dioses, hay hombres y mujeres. No hay excusas divinas, de lo que estamos haciendo en Europa sólo los europeos y las europeas somos responsables. Mirémonos cada  uno al espejo después de oír esas noticias que nos escandalizan.

O no nos miremos, es decisión de cada uno y de cada una.

Ricardo G-aranda Rojas 


(@rgarciaaranda)