viernes, 15 de abril de 2016

La Izquierda que no quiere gobernar

Yo creo que la izquierda en España ha entrado en el peor agujero de su historia democrática. I.U. sigue en la uvi y bien parece que las respectivas estrategias del PSOE y Podemos han convertido la gobernabilidad de éste País en un callejón sin salida. 
Desde el mismo día siguiente a las elecciones, las direcciones de ambos partidos (y mayoritariamente las bases también) se pusieron a trabajar en la mejor estrategia para ellos sin importarles un carajo las verdaderas necesidades reales de esta sociedad machacada por cuatro años de liberalismo antisocial e inoperante.
Ambos han demostrado durante éstos meses su nulo concepto de la responsabilidad social, y eso, que desgraciadamente es algo generalizado en éstos tiempos, tratándose de partidos que presumen de poder y querer gobernar éste país desde una concepción progresista, me parece tremendamente grave.

No sé, casi nadie sabe que es lo que realmente puede ocurrir durante los próximos días en el terreno de la gobernabilidad que urgentemente necesitamos, tal vez haya todavía alguna sorpresa gratificante, pero parece que no, parece que las puertas están cerradas y que vamos, inevitablemente, a unas nuevas elecciones.

¿Son éstas nuevas elecciones la excusa que alguien necesita? Me temo lo peor. No hay nada como estar afiliado a un partido que uno cree de izquierdas y tener el temor de que en cualquier momento pacte, de forma definitiva, con la derecha. Perdón, hay algo peor, ver como a una mayoría de tus compañeros y compañeras de afiliación les parece bien o buscan fórmulas retorcidas para justificarlo.

Porque la previsión es que unas nuevas elecciones no cambien mucho los resultados. O sí.
Tal vez podría ocurrir que un mantenimiento electoral del PP y un crecimiento de Ciudadanos diera un gobierno estable a la derecha.
O tal vez fuera verosímil que el fracaso actual del PSOE sirviera como argumento, probablemente ya previsto, para dar el apoyo a esa derecha.
Lo que no es previsible ya es que Podemos y PSOE hagan gobierno después de éste segundo ensayo, y si fuera así habría que preguntarles a qué han estado jugando.

¿Qué hemos hecho? Podemos tiene una responsabilidad de nuevos que se creen el ombligo del mundo, pero ¿y el PSOE?, ¿de qué va esto?.
Los desempleados, los trabajadores, los jóvenes, las mujeres, los enfermos, son colectivos maltratados por las políticas liberales con necesidades urgentes, y aquí se sigue jugando a lo de “que parezca que los responsables de la repetición de elecciones son ellos”. ¡Qué vergüenza!, gentes que presumen de ser de izquierdas.

¿Qué hemos hecho?, ¿Qué hacemos? Tal vez nos merezcamos el castigo de otros cuatro años de gobierno de las derechas. ¡¡Bravo!!.