viernes, 22 de julio de 2016

Cien Mil Visitas

Fernando, Jose Luis y Ricardo

José Luis, Fernando y yo tenemos un grupo de amigos y amigas, compañeros, conocidos, que en poco más de tres años nos han visitado cien mil veces (100.000 veces). Algunas pasaban por aquí y entraron para saludar y siguieron su camino, a otros les gustó lo que vieron y decidieron volver de vez en cuando. Y luego queda el gran grupo de las gentes a las que les gustó lo que hacemos y se quedaron disfrutando de la belleza de las  fotos, sonriendo ante la crítica y la ironía las viñetas y reflexionando ante las opiniones expresadas sobre temas de actualidad, a veces, sobre pensamientos más íntimos otras.

Un Blog es, esencialmente, un medio de expresión, de comunicación, y lo hacemos porque somos tres personas ansiosas por comunicarnos, por expresarnos. Nunca sospechamos que podría haber tanta gente interesada en ver, leer y reflexionar sobre nuestras expresiones, reflexiones, opiniones…

Nuestro Blog REFLEJOS es una pequeña casita de madera en medio de un verde bosque. Hay mucha bruma y mucho ruido en este bosque, pero nosotros intentamos crear un círculo en torno a nuestro hábitat dónde podamos debatir, criticar con argumentos, expresar nuestras dudas y nuestros desacuerdos. También nuestros acuerdos aunque los aires que nos llegan desde fuera de este círculo nos dificulten sobremanera que esto último sea más frecuente.

La Rebotika
No entendemos muy bien como aún hay tanta gente que critica las Redes Sociales en sí mismas, ni tampoco quienes teniendo que comunicarse para relacionarse por sus responsabilidades o por el placer de hacerlo, aún no ha comprendido que con las Redes Sociales es mucho más fácil. Si los hombres prehistóricos hubiesen conocido la escritura, ¿se habrían limitado a contar sus cacerías pintando figuras en la pared?


La red nos atrapa (c) @romerojl
REFLEJOS está siendo para nosotros una experiencia comunicativa de primer orden, no sólo por el Blog en sí mismo y porque nos permite un mejor desarrollo intelectual, también porque, en torno a él, se han movido miles de mensajes en otros soportes de Redes (Facebook, Twitter, WhatsApp, etc.), y la comunicación crea cercanía, complicidad y conocimiento colectivo.

Y además disfrutamos. Cuándo José Luis nos regala una colección de fotos sobre Carnavales, el Peralvillo, cielos, flores o personas, está flotando en el líquido de su ilusión personal. Cuándo Fernando termina y nos muestra alguna de sus incisivas Viñetas, el primero que se parte de risa es él. Y cuándo yo expongo mis ideas, mis críticas, mis valoraciones sobre política, sociedad, sobre las penurias de algunos y la hipocresía de otros, me siento intelectualmente realizado, aunque me dure poco, apenas lo que tardo en volver a oír las noticias.

De las 173 columnas que he escrito (una cada Viernes, sin fallar) ahora me vienen dos a la memoria, seguramente no son las mejores, ni las más sesudas, originales o profundas, pero mentiría si dijera que no sé por qué son las que me vienen ahora a la mente: La primera es “Sabina y Yo” dónde reconozco que con frecuencia mi ignorancia y estupidez humana no difieren mucho de las de mi perra.

La otra es “Felisa”. Fue un homenaje de cuándo el cáncer se la llevó. Antes de ése momento ella siempre leía mis borradores, y me corregía, y aconsejaba. Siempre me animó a seguir escribiendo prosa o poesía, pensamientos o críticas. Desde entonces ya no estoy tan seguro.

Con permiso de mis amigos, Fernando Botica y José Luis Romero, brindamos éste momento de las 100.000 entradas a ella, a Felisita, de alguna manera era la cuarta pata.

Gracias por seguirnos y Gracias si continuáis siguiéndonos

Porque, por si había dudas, vamos a seguir, que esto no es más que una señal en la vereda. No vamos a correr, no tenemos idea de cambiar y nos conformamos con que nos miréis y nos leáis los y las que ahora lo hacéis. Simplemente SEGUIREMOS.

Ricardo Garanda Rojas (@rgarciaaranda)