lunes, 25 de marzo de 2013

En la orilla

EL RINCON DE NICK


Nick, pobre Nick. Estaba en el centro del Universo. Pensaba que todo lo suyo estaba perfectamente controlado. Nadie tenía nivel para decirle lo que tenía que hacer, lo que era bueno y lo que estaba mal.

Arthur Koppit sabe que podría estar vendiendo partidos de baloncesto, pero, aparte de él, ¿Quién lo iba a saber? ¿Estos dos mediocres policías le iban a sacar algo interrogándole?

De ninguna manera, el era Nick, el gran Mister. Nickolas Viccento Carmonatti., nadie le iba a acusar de nada.
Y mientras yo, con mis veinte años, enamorado y jodido…

En la orilla…


Este río
me arrastró de nuevo
a la orilla del olvido
y del silencio.
El cauce se me escapa
y me deja lento, ritmo lento.
Lento.
Aquí estoy,
en la orilla, cansado, abatido…
viendo triste
como pasa la gente
arrastrada por el cauce
urgente.
¡Como gritan en mi silencio!
Veo tu sombra
pasar.
Aquí me quedo
contando lento el tiempo,
Lento.

Nick