viernes, 21 de junio de 2013

Liberbank, un ERTE muy injusto.

LA COLUMNA DE LOS VIERNES


Liberbank, un ERTE muy injusto.

La dirección de Liberbank, con su presidente Sr. Menéndez a la cabeza, está
dispensando un  trato profundamente discriminatorio, vejatorio diría yo, con los
trabajadores y las trabajadoras del integrado Banco CCM.

Este ERTE es una verdadera tortura para este colectivo de trabajadores, hasta tal
extremo que se convierte, en una locura para el colectivo de clientes de esta entidad
financiera. ¿Qué servicio se van a encontrar?

¿Qué servicio puede dar una plantilla disminuida en varios centenares de sus efectivos
de golpe  y con otros tantos contando los días que quedan hasta que ellos también
tengan que pasar por la oficina del INEM?. Seguro que se esfuerzan porque son grandes
profesionales, pero en la inmensa mayoría de las oficinas será técnicamente imposible
llegar al nivel de atención al cliente que los propios trabajadores desearían.
Y el estado de ánimo…

Es obvio que este Expediente de Regulación Temporal de Empleo se hace
esencialmente a costa de los clientes y los trabajadores en Castilla la Mancha. Y esto
debiera hacer que se traspasara la frontera meramente laboral. Hasta tal punto que
parece necesario que el problema se sitúe claramente en la mesa del Gobierno Regional,
en su lógico esfuerzo por defender los intereses  de los castellano-manchegos.

Y sin excusas, ya da igual si los otros hicieron o no hicieron, si dijeron esto o dijeron lo
otro. Son Gobierno y tienen que ejercer de tal. No pueden comportarse como si fueran
la oposición de la oposición. Luego ya aclararemos, que cada uno pague por sus errores,
pero lo inmediato ha de ser cumplir las obligaciones de un Gobernante: defender a sus
gobernados.

Por ello, es imprescindible que la dirección del Liberbak, con el soberbio y altivo
Menéndez en cabeza, sienta muy de cerca en su cogote susurrar al Gobierno: “Esto es
un desequilibrio injusto y no lo vamos a permitir”.

No se puede declarar la Sra. Cospedal  incompetente en este asunto. Afecta, directa o
indirectamente, a muchas miles de familias castellano-manchegas y a una imagen de la
región que podría dar a entender que aquí la humillación social es posible y fácil.

Y mientras vemos si algo de esto va ocurriendo, estemos con los trabajadores
maltratados con nuestro apoyo explícito a sus movilizaciones.

En su lucha, queramos o no, va un poquito de nosotros. Cuándo una de las cosas que
están en juego es la dignidad, no podemos mirar para otro lado, porque, mucho o poco,
algo nos va siempre en el envite.

Animo.

Posdata.- Somos una civilización de Espacio más que de Tiempo. Puede resultar fácil
dar la espalda a una entidad y un colectivo de trabajadores en estado catatónico. Es
lo que hay. Pero sería bueno recordar en el Tiempo cuánta gente, cuántos colectivos,
cuántas empresas han desarrollado su importante vida en nuestra Región gracias a
esta entidad, hoy tan vilipendiada, y sus trabajadores.

Ricardo Garanda R.