viernes, 25 de octubre de 2013

Poesia.



Poesia.


Alma
Que me pide el alma que yo ofrezco,
Que me arrolla,
Que me empuja
…….
Pueblo
Que exige las manos necesarias,
Para ser pueblo.
     (Sonseca- 77)
Hoy  vamos a vivir otro momento emocionante en Sonseca. Como muchas veces desde hace muchos años, en este pueblo se respeta y se quiere a la poesía. Extraño en estos tiempos…
En el contexto de una semana para ella, el acto de hoy esta dedicado a cinco poetas locales. Yo he tenido el honor de ser uno de ellos y voy a presentar algunos tirones de mis más íntimos sentimientos. De esos que solo a través de un poema se pueden exteriorizar por si a alguien le interesa….

Dos oportunidades aproveché para escribir poesía, seguro que tuve muchas mas. La primera a los 20 años, edad de amores y luchas.
Ansia
de mujer que despierta
tras la duda,
en un susurro de palabras incandescentes.
……
Gloria absoluta
de poeta y dios errante,
que recoge tu cuerpo,
lo traslada sin moverte
y lo realiza nuevamente
en un secreto eterno
que completa tu definición
de mujer amada
y amante.
    (Mujer Amante-77)
Aún te siento mía
y ya estás lejos.
Siento tus labios
encerrados en un beso
y ya tu calor desaparece
en un amanecer
precipitado y frío.
Y digo que soy así,
y que la vida que me pides,
sin ti,
tristemente está perdida
en una noche lejos de aquí.
    (La vida que me pides-76)

Y con el Amor, posible o no, también la lucha, siempre posible..

Entre los labios
tendrán que colocarme los barrotes.
……….
...los cien pañuelos azules
que necesitaran los cuellos
de quien quiera reprimir
estos dientes cariosos,
de tanto mascar
los trágicos polvos injustos
de este tiempo maldito.

Dientes ya cansados y hastiados
de servir de injustificable muro
a ese resonante eco del grito.
       (El resonante eco del grito-76)

Pasaron 35 años para que volviera a aprovechar otra oportunidad. Lo he necesitado. Fui a ver a mi amigo Tanis y salí con un nudo de garganta que solo con un poema pude mover. Y de pronto se me vinieron encima los muchos amigos y compañeros que, en los últimos años, me han puesto nudos en la garganta.

La muerte sin nombre
no duele,
no sangra.
Pero ¿Y si su nombre es Eugenio…?
……..
Es un tema de conversación
de tertulia,
incluso de chistes.
porque puede dar risa
la muerte sin nombre.
Puede levantar un ambiente
la muerte sin nombre.

Pero hoy se llama Tanis.
La muerte tiene nombre,
una vez más.
pero cuidado,
si le pones un nombre que te duela
se te hiela la sangre,
se te encogen las tripas.
marcas, callado,
la distancia ridícula que hay hasta el suelo,
y dices en un susurro
que sólo ellos pueden oír:
                                              ¡Vale!
          (La Muerte sin nombre-13)

Y voy haciendo ya balance, mientras sigo avanzando, ya sin ninguna prisa. Tengo más atrás de lo que queda delante…

Detrás el mundo,
la gente, la historia.
mi gente, mi historia,
mi vida.

De frente el ángulo agudo,
con vértice infinito,
inalcanzable,
ni siquiera con el sueño
inmenso de la eternidad.
    (Desde la Atalaya-13)

Desde esa misma Atalaya, real, de Puerto de Vega observo La Mar (“por mucho tumulto que encierre dentro-delante- / el mío está atrás)

Es la mar,
la mar que te aleja
cuándo quieres volver
y te acerca
cuándo te vas.

Es la mar y no hay espacios
para Neptunos.
La mar no necesita dioses,
es ella quien resiste
quien hunde,
quien eleva.
…….
Es la mar, la mar,
el sueño, el ansia, la vida, la ilusión,
el duelo.
En Cádiz,
en Vega
y en el eterno Toledo.
      (Es la Mar, Alberti- 13)

Nicanor Parra dijo que sin poesía no se podía vivir. Yo pienso que si se puede vivir, pero peor.

Adiós.

Ricardo Garanda Rojas
@rgarciaaranda


N.A.-
Los poemas "Mujer Amante", "La vida que me pides", La Muerte sin nombre" y "Es la Mar, Alberti", están publicados completos en este Blog. Las dos primeras en El RIncón de Nick y las otras dos en El Poema de Ricardo. Las tres restantes seran publicadas en fechas próximas.