viernes, 4 de octubre de 2013

Te llamare injusticia

LA COLUMNA DE LOS VIERNES
Te llamaré Injusticia

En mi rincón de Asturias tengo una litografía que a primera vista no dice gran cosa, son dos hojas de árbol  secas. Acercándonos, en el fondo blanco podemos leer unas palabras en alto relieve que dice: “Como pareces una hoja te llamaré hoja”.
El origen de las palabras, de las cosas, de los conceptos, de las definiciones...¿Cuándo empezamos a llamar conciencia a la conciencia?
Como lo de Lampedusa parece trágico lo llamaremos Tragedia.
Como lo de Lampedusa parece vergonzoso, lo llamaremos Vergüenza..


Pero para definir la hoja, la  autora del cuadro ha necesitado una sola hoja aunque exhiba dos por estética. En Lampedusa se han necesitado algunos centenares de muertos para asustarnos, para definirlo, para decidir el momento en el que la muerte de emigrantes se convertía en una vergonzosa tragedia.

¿Y antes?, ¿que ha estado pasando antes?. Cuántos muertos hacen falta para darnos cuenta de que a esto hay que llamarlo Fracaso, simplemente porque no funciona, porque es un caos internacional, porque hay mucha gente que tiene que elegir entre morir de hambre o por buscar comida. Porque queremos impedir con leyes que mucha gente se busque la vida dónde creen que la hay. Y se nos llena la boca y hasta el pecho cuándo hablamos de Libertad.

Y se nos llena la boca y el pecho hablando de la igualdad de los seres humanos. ¿Donde esta la  igualdad entre quienes se hunden en el Mare Nostrum (solo nuestro) buscando una vida para ellos y sus hijos, y los que promulgan leyes castigando a quienes intenten ayudarles?.

Y ya me callo. Pero me vais a permitir que, porque me parece injusto, lo llame Injusticia.

Ricardo Garanda Rojas
@rgarciaaranda