miércoles, 26 de marzo de 2014

Amsterdam

EL OJO DEL FOTÓGRAFO

Amsterdam



 Hola a todos y todas. Hoy traigo a esta sección los recuerdos de un viaje que hicimos hace ya casi 10 años. Ni la cámara, ni la experiencia eran las de ahora. Pero el encanto de la ciudad de los canales contribuye a enjugar todas estas cosas.





 Arrancamos con la que quizás sea la primera panorámica que haya hecho. La teconología y el hecho de no borrar casi nada, una de las ventajas de la era digital, contribuye a que haya podido usar progamas que hace 10 años no existían para combinar la serie de instantáneas que abren esta serie.


 La verdad es que el encanto de los canales, de esa ciudad mágica hace que cualquier rincón sea una provocación para cualquiera que lleve algo que haga fotos en las manos.


El agua, sus reflejos, los edificios mirándose permanentemente en sus siluetas invertidas en el agua...


Junto a los canales, los molinos. No hay muchos en Amsterdam, pero al menos hay un par de ejemplares para satisfacer la curiosidad del turista típico y tópico.


Donde hay agua, hay barcos. Y hay algunos buenas réplicas representativas del otrora poderío naval de la que fue una potencia de los mares.


 Y entre canales y rías, barcos y molinos, también hay rincones peculiares, con esquinas imposibles.



Sin olvidarnos en Amsterdam de uno de sus principales atractivos para determinado tipo de turismo, los famosos "coffe shop"



Y hasta aquí este pequeño paseo por el norte de Europa. Para mí, preparar esta entrada para el blog ha sido refrescar recuerdos que estaban muy escondidos. 10 años es mucho tiempo. Quizas por eso amamos tanto la fotografía. Sirve de notario de nuestras vivencias y fija determinados momentos de nuestra historia para que nos asalten en un tiempo futuro.

Espero que os haya gustado. Si asi ha sido os espero de nuevo por aquí la semana que viene. Chaoo!!

JLROMERO

@romerojl