lunes, 10 de marzo de 2014

Será el mañana mujer

EL POEMA DE RICARDO


Será el mañana mujer.






Será el mañana mujer.
Ni pasado ingrato,
ni presente,
pero si futuro necesario.



Ha de salir rojo y pares en esa ruleta,
Hasta ahora esquiva,
manipulada una y otra vez
por esa mano egoísta
mantenedora de fuerzas
machistas.
Controladora de vidas,
cuerpos e historias
esclavas.
Por esa mano fatal
De  los dueños irreverentes
de la vida, en su disléxica
forma de entender el equilibrio
necesario, cultural, vital
de vuestros vientres..

Tendrá que ser el mañana mujer
y reducir el, hasta ahora,
frustrado lugar sin aroma
a libertad de ser
ni a fuerza de lograr
un presente
y un futuro en que creer
de verdad, una vez más,
que somos posible,
que hay algo detrás
de nuestro estúpido devenir
por éste acotado espacio
entre el desierto,
a la mujer impuesto,
y  la cordillera del poder funesto
que nos atrapa, nos diluye,
nos maltrata, nos reduce
y sacrifica a la función de paseantes
por la vida.

Será el mañana mujer,
con otra calle y otra fábrica,
con otro ejército que desesconda
la inteligencia tras las gomas
de la inequidad.
Con otra Iglesia o ninguna
que nos desimponga la norma recia
de la ordenada esclavitud
indiscutible, indiscutida, divina.
Con otra escuela
libre, sana, viva
dónde enseñen a soñar
con letras, con números,
con historias reales
de tiempos reales,
preludios de un futuro
dónde tras el desierto
estén hacia el mar
nuestra ilusiones abocadas,
hacia el horizonte, sin obstáculos,
nuestras ansias de libertad
hasta ahora condenadas..

Será el mañana mujer
Lo sueño ya
Si no lo puedo ver.
La fuerza Obra
nos derrota
aquí y ahora.
Será el mañana mujer
Porque hombre
rey, cura, presidente
no lo supo, ni lo sabe ser.

Ricardo Garanda Rojas
En Toledo, el 8-3-201

@rgarciaaranda

(1) El cuadro que ilustra este poema e obra del artista manchego Jesús Millán